No todo es cuestión de peso

Hola, ¿cómo estáis?

El post que os traigo hoy es un poco diferente de lo que suele ser la temática del blog, pero es una reflexión la cual quería compartir con vosotros.

Fue hace unos 5 meses aproximadamente cuando decidí darle un giro a mi alimentación, como ya os comentaba aquí

Pasado este corto tiempo he aprendido bastante sobre nutrición sólo con leer y ver. Sí, he leído muchos artículos de nutricionistas “fiables” y he visto muchas fotos en Instagram de gente que realmente sabe comer.

He aprendido a que las cosas de palacio van despacio, sinó es qué realmente estamos forzando una situación, en este caso a nuestro organismo. He aprendido a comer bien. He aprendido a escuchar mi cuerpo, y no sobre alimentarlo cuando no hay hambre real y a nutrirlo adecuadamente. Y he aprendido a adquirir nuevos hábitos alimenticios.

Cuando decidí cambiar mi tipo de alimentación no lo hice para perder peso. Mi principal objetivo era saber comer y dejar de hacerlo con cierto tipo de alimentos. Cuando empecé lo hice progresivamente. Es decir, el dejar de consumir carne, lácteos y leche fue mi primer pasito. Luego estuvo el saber combinar los alimentos entre sí, para conseguir una buena digestión y el que las malas combinaciones gástricas no convirtieran los nutrientes en azúcares y a su vez en grasa. Una vez aprendido lo más esencial pero importante, fue aplicarlo a la dieta de  mis hijos. Sí, ellos también son vegetarianos, o como se suele etiquetar flexivegetarianos ovovegetarianos.

Con todos estos cambios sólo he encontrado que beneficios, ya no tengo digestiones pesadas, por ejemplo, y he aprendido a comer grasas buenas que tan importantes son también para nuestro organismo. Estas grasa que consumo casi a diario son por ejemplo aguacate, aceite de coco o frutos secos como las almendras.

Contaros que al adquirir unos  buenos hábitos de alimentación mi peso a ido menguando, eso sí a paso de tortuga dado que hago poco ejercicio (ando una 1/2 sólo al día). Pero eso no importa porqué como se suele decir las cosas de palacio van despacio no todo es cuestión de peso. Lo más importante para mi es nutrir mi cuerpo con todo aquello que le beneficia y descartar lo que no necesita.

Todo esto no quiere decir que algún día no me haya comido una onza de chocolate o me haya dado un capricho comiendo una pizza casera. Creo que no es cuestión de restringir sinó de nutrir. Y para mi muy importante también es el comer 5 veces al día. El organismo necesita alimentos cada ciertas horas (a poder ser) sinó tirará de reservas conviertiéndolas en grasas.

Y para terminar, recomendaros a un par de personas que a mi me han ayudado (y lo siguen haciendo) para organizar mis menús y coger esos hábitos tan recomendables para toda la familia y para uno mismo. Ellos ESTELA e IVÁN de Nutrición esencial. Con ellos aprenderás a cuidar tu manera de comer. Porqué la cuestión no es hacer dieta, sino saber comer con unos hábitos realmente saludables para que te sean útiles siempre y no en un cierto tiempo.

-A MI MANERA-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s